América Latina y el Caribe deberá acelerar el paso para lograr el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible hacia 2030

0
61
Publicidad
VISION PERIODISTICA.En la mitad del período acordado por los Estados miembros de las Naciones Unidas en 2015, un mayor avance en las metas requerirá la participación de todos los actores y transformaciones estructurales en la región, alertaron delegados al cierre de la Sexta Reunión del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible.
América Latina y el Caribe deberá acelerar el paso para lograr el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, alertaron hoy los representantes de los 33 países de la región, de agencias de las Naciones Unidas y organismos regionales, multilaterales y de la sociedad civil presentes en la Sexta Reunión del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible, que finalizó este viernes 28 de abril en la sede central de la CEPAL en Santiago, Chile.

Al cierre de la reunión los delegados insistieron en que, si bien nos encontramos en la mitad del período acordado por los Estados miembros de las Naciones Unidas en 2015 (para llegar al 2030), aún no se llega a la mitad del camino en el cumplimiento de las metas. Por eso se requieren iniciativas en que participen todos los actores relevantes, con visión y sentido de futuro, con alto impacto, que trabajen en las transformaciones estructurales que necesita la región para retomar y sostener la ruta hacia el 2030, enfatizaron.

Según el análisis realizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) entregado en este Foro, solo el 24,6% de las metas se alcanzaron o se alcanzarían con la tendencia actual; en casi la mitad de las metas (48,4%) la tendencia es correcta, pero no suficiente para alcanzarlas; y en 27,0% de las metas la tendencia es de retroceso.

En las tres jornadas de la Sexta Reunión del Foro de los Países -que reunió a más de 650 personas, entre ellas cerca de 170 representantes de gobierno, más de 300 de la sociedad civil, incluida la academia y el sector privado; alrededor de 150 representantes del sistema de las Naciones Unidas, y coordinadores residentes- se evaluó la implementación y cumplimiento de cinco ODS en la región: ODS 6 (Agua limpia y saneamiento), ODS 7 (Energía asequible y no contaminante), ODS 9 (Industria, innovación e infraestructura), ODS 11 (Ciudades y comunidades sostenibles) y ODS 17 (Alianzas para lograr los Objetivos), y se conocieron experiencias, buenas prácticas y desafíos que han debido enfrentar los países en esta tarea.

En el tercer y último día del Foro se realizó además una mesa redonda de alto nivel titulada “Camino a la Cumbre de los ODS.

Iniciativas transformadoras: creación de oportunidades para reforzar el compromiso con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y su plena implementación a todos los niveles”, en la que participaron María del Carmen Squeff, Representante Permanente de Argentina ante las Naciones Unidas, país que ejerce la Presidencia del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible; José Manuel Salazar-Xirinachs, Secretario Ejecutivo de la CEPAL; Pedro Luis Pedroso, Embajador Representante Especial de Cuba ante las Naciones Unidas para coordinar la Presidencia del Grupo de los 77 y China; Paula Narváez, Representante Permanente de Chile ante las Naciones Unidas, país que ejerce la Vicepresidencia del Consejo Económico y Social (ECOSOC); y Luis Felipe López-Calva, Director General de la Práctica Mundial de Pobreza y Equidad del Banco Mundial.

En la ocasión, los panelistas destacaron la importancia de reforzar el compromiso de los países con la Agenda 2030 y pensar en aquellas iniciativas transformadoras que permitan abordar los enormes desafíos a los que se enfrentan, así como ampliar la cooperación para el desarrollo, en especial la cooperación Sur-Sur, y el acceso a financiamiento de largo plazo para los países de renta media, en donde se incluyen la mayoría de las naciones latinoamericanas y caribeñas.

Al respecto, el Secretario Ejecutivo de la CEPAL, José Manuel Salazar-Xirinachs, recordó las siete iniciativas transformadoras que cuentan con la capacidad de producir efectos sinérgicos y multiplicadores para impulsar simultáneamente el logro de diversos ODS, presentadas por el organismo regional de la ONU en el documento principal del Foro, América Latina y el Caribe en la mitad del camino hacia 2030: avances y propuestas de aceleración, que constituye el sexto informe sobre el progreso y los desafíos regionales de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

“El impulso a estas iniciativas transformadoras -transición energética, bioeconomía, transformación digital, promoción de exportaciones de servicios modernos, la sociedad del cuidado, el turismo sostenible y la integración regional- requerirá nuevos instrumentos de diseño e implementación de la política pública basada en una visión estratégica de largo plazo. La exploración de futuros y la capacidad de prospectiva de diversos actores que definen la política pública es fundamental para el aprovechamiento de los mejores escenarios de oportunidades”, indicó Salazar-Xirinachs.

A su vez el Secretario Ejecutivo de la CEPAL valoró el conocimiento y aporte con el que el conjunto del Sistema de las Naciones Unidas apoya a los países de la región en la consecución de los ODS.

En la sesión de cierre, representantes de los jóvenes y del Mecanismo de Participación de la Sociedad Civil en la Agenda de Desarrollo Sostenible y en el Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible hicieron lectura de una declaración en la cual reafirmaron el compromiso con la Agenda 2030 y advirtieron, que por el camino actual, no se alcanzarán los ODS, especialmente en áreas sustantivas para la vida como salud, educación, igualdad de género, participación y justicia, entre otras.

En la ceremonia de clausura el Secretario Ejecutivo de la CEPAL estuvo acompañado por la Presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales de Argentina, Marisol Merquel, quien ofició como Presidenta del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible 2023.

Merquel señaló que luego de tres intensos días de diálogo sobre los temas que preocupan a nuestra región, “estoy convencida que tenemos un enorme desafío por delante”.

“Sin dudas, es la construcción de alianzas la herramienta esencial que nos permitirá avanzar y acelerar los progresos y alcanzar las grandes aspiraciones que la Agenda 2030 plantea, poniendo en el centro de la acción la dignidad de todas las personas que habitan este mundo”, agregó Merquel.

En tanto el Secretario Ejecutivo de la CEPAL remarcó que en las distintas mesas de análisis y diálogo que se realizaron en estos tres días, la necesidad de apurar el paso ha sido un punto en común. “Nos preocupa que, en la mitad del período para 2030, solo una cuarta parte de las metas se ha cumplido o se prevé que se cumplirán. Hay mucha tarea por hacer”, declaró.

“Uno de los aprendizajes acumulados en estos años recorridos ha sido lo que hemos llamado la ‘huella institucional’ positiva que ha dejado en nuestros países la implementación de la Agenda 2030, con instituciones públicas, privadas y de la sociedad civil que se esfuerzan por cumplir los ODS.

Las capacidades institucionales construidas en estos últimos ocho años han fortalecido el conjunto de instrumentos de medición y de diseño de política pública para el complimiento de la Agenda 2030. Este Foro es parte esencial de esa huella institucional, que año a año ha ido creciendo y fortaleciéndose, innovando y abriendo nuevas perspectivas”, indicó José Manuel Salazar-Xirinachs.

“La CEPAL en su setenta y cinco aniversario redobla su compromiso de seguir trabajando por un futuro más productivo, inclusivo y sostenible”, agregó.
Al término de la reunión los representantes de los países aprobaron un documento final con las “Conclusiones y recomendaciones acordadas entre los Gobiernos reunidos en la Sexta Reunión del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible”, en el cual reafirman su compromiso de implementar efectivamente la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, asegurando que nadie se quede atrás, incluidos sus Objetivos y metas, que son de carácter integrado e indivisible y conjugan las tres dimensiones del desarrollo sostenible —económica, social y ambiental—, y destacan que la Agenda se centra en las personas, es universal y transformadora, y que la erradicación de la pobreza en todas sus formas y dimensiones, incluida la pobreza extrema, es el mayor desafío al que se enfrenta el mundo y constituye un requisito indispensable para el desarrollo sostenible, por lo que es crucial llegar primero a los más rezagados y empoderar a quienes se encuentran en situaciones de vulnerabilidad.



En el documento de 110 párrafos, los países también expresan que observan con preocupación que las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que debían alcanzarse como máximo en 2020 no se han cumplido plenamente y, a este respecto, hacen un llamamiento a la comunidad internacional para que refuerce las medidas destinadas a hacer frente a esos desafíos específicos, entre ellos la protección de la biodiversidad, la elaboración de estrategias de reducción del riesgo de desastres, el aumento de la disponibilidad de datos oportunos, de calidad y desagregados, la participación de los jóvenes y el incremento de los recursos financieros, la creación de capacidad y la transferencia de tecnología a los países en desarrollo.


Además, reconocen que las desigualdades siguen siendo un rasgo predominante de los países de América Latina y el Caribe, y que la lucha contra la desigualdad requiere, entre otras cosas, aumentar la inversión en servicios sociales, incluidos los servicios de protección social, y ampliar las oportunidades económicas, a través de una alianza entre los gobiernos, las autoridades nacionales y locales, el sector privado, el sistema financiero internacional, la sociedad civil, el sector académico y otras partes interesadas pertinentes, para que, mediante una labor conjunta y en consonancia con los planes y políticas nacionales, se cumpla la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Asimismo reconocen la labor de la CEPAL como componente esencial del sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo, dada su capacidad de convocatoria, como plataforma intergubernamental para el asesoramiento y el diálogo sobre políticas. También encomian a los países de la región que ya han presentado los exámenes nacionales voluntarios y a aquellos que se preparan a hacerlo, a proseguir en sus esfuerzos por implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en particular integrándola en sus estrategias nacionales y adaptando sus arreglos institucionales.

Las conclusiones y recomendaciones de este Foro serán presentadas por la presidencia del 39⁰ período de sesiones de la CEPAL -ejercida por Argentina- al Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (HLPF, por sus siglas en inglés) de 2023, a realizarse en julio en Nueva York bajo los auspicios del Consejo Económico y Social, junto con el informe sobre los resultados de todo el sistema de la Plataforma de Colaboración Regional para América Latina y el Caribe 2022.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí