Robos de bandas haitianas azotan a Manzanillo: Comunidad  en  terror ante la falta de seguridad transfronteriza 

0
76
Publicidad

Tres policías disponibles es el personal que existe en el destacamento de la Policía Nacional en Manzanillo.

VISIÓN PERIODISTA. Manzanillo, Montecristi. – A pesar de las denuncias de la comunidad organizada de Manzanillo, la situación de inseguridad se ha agravado en las últimas seis semanas debido al incremento de los robos perpetrados por miembros de peligrosas bandas haitianas que, según miembros de la comunidad, están siendo apoyadas por delincuentes dominicanos que identifican y ubican las viviendas donde deben penetrar realizar robos.

Esta práctica cotidiana ha generado un ambiente de histeria, intranquilidad y preocupación en los ciudadanos, quienes se sienten indefensos ante la falta de seguridad transfronteriza que permite a los delincuentes entrar y salir con total impunidad.

Tres policías es  el destacamento de la Policía Nacional en Manzanillo. Además, la situación se agrava por la falta de personal del Ejército Nacional y La Armada Dominicana asignado a la protección de la seguridad transfronteriza. Según la opinión generalizada en la comunidad de Manzanillo, su principal objetivo es el cobro de peajes desde el llamado Cuartel Masacre hasta la desembocadura del Río en Manzanillo.

 Aseguran que un guardia en el Cuartel de Masacre puede obtener hasta 60,000 pesos en peajes, y la situación es similar en el personal militar asignado en la desembocadura del río.

Para entendidos y conocedores del modus operandi de estos grupos delincuenciales, lo que está ocurriendo es que muchas bandas de Puerto Príncipe se están moviendo sus acciones a la zona norte de Haití. Aseguran estos conocedores que al ubicarse en pueblos cercanos a Manzanillo terminan instalándose en barrios periféricos y de ahí el crecimiento desproporcionado de la ola de robos que está ocurriendo en Manzanillo.

La Federación de Juntas de Vecinos del Municipio Pepillo Salcedo denunció hace seis meses el crecimiento desbordante de una comunidad de residentes haitianos que se encuentran en condiciones de ilegalidad, algunos de los cuales han sido denunciados como miembros de peligrosas bandas en Haití.

Igualmente denunciaron que haitianos merodeaban viviendas del sector y que lo hacían de manera encapuchada. Asimismo, denunciaron que se realizaban acciones de prostitución donde participaban niñas menores de edad.

Ante tal situación se realizaron reuniones con la gobernadora provincial de Montecristi, Nelsy Cruz, quien se comprometió a convocar una gran reunión con las diversas autoridades que tienen responsabilidades con la problemática. Lamentablemente estas reuniones nunca se realizaron.

Frank Valenzuela, presidente del Centro Bahía de Manzanillo para el Desarrollo Regional (CEBAMDER), aseguró que la situación en el sector es de tal magnitud que la Dirección de Migración llega al sector, apresa a los ciudadanos haitianos en condiciones irregulares, los llevan a Dajabón, los envían a Haití y es sorprendente como en la noche ya están de regreso al sector.

Esta situación ha provocado un incremento sustancial en las últimas semanas de los robos, especialmente de motores, equipos y dinero en efectivo, acciones que ocurren ante las miradas indiferentes de las autoridades responsables de la seguridad en el municipio, especialmente en Manzanillo, el principal centro de acciones delictivas.

La situación es grave y llama seriamente la atención por el desborde que pueda ocurrir si se produce un caso de muerte por las acciones delictivas de estos miembros de bandas haitianas. La propuesta del Centro CEBAMDER es que se inicie un plan integral de ataque a este gran problema que debe iniciarse con la instalación de una Supervisoria de la Policía en Manzanillo. Además, es necesario el reforzamiento del espacio transfronterizo obligando a que se eliminen los peajes públicos que allí ocurren.

Ante tal situación, la comunidad de Manzanillo ha tenido que buscar respuestas desde la propia comunidad y ha organizado voluntarios que realizan jornadas de vigilancia nocturnas.

 Los Trinitarios es un grupo de voluntarios que actúan en toda la comunidad, asegurando que Manzanillo no puede seguir permitiendo el crecimiento de la inseguridad ciudadana que actualmente vive. En ese sentido, ya han logrado atrapar a más de 7 ciudadanos haitianos en plena acción delictiva gracias a las jornadas de vigilancia nocturnas que realizan.

 La situación es grave y llama seriamente a la preocupación por el desborde que pueda ocurrir si se produce un caso de muerte por las acciones delincuenciales de estos miembros de bandas haitianas.

La propuesta del Centro CEBAMDER es que se inicie un plan integral de ataque a este gran problema que debe iniciarse con la instalación de una Supervisoria de la Policía en Manzanillo. Además, es necesario el reforzamiento del espacio transfronterizo, obligando a que se eliminen los peajes públicos que allí ocurren.

 Igualmente, se deben tomar medidas concretas para abordar las causas subyacentes del problema, considerando que las autoridades deben tomar en serio la situación y efectuar esfuerzos de inteligencia para capturar a los miembros de estas bandas delincuenciales, así como a sus cómplices, ya sean dominicanos u otros nacionales haitianos.

 Se necesita una respuesta inmediata y coordinada de las autoridades para proteger a la comunidad de Manzanillo de esta grave amenaza a su seguridad. SFUguridad y bienestar.

Fuente. Frank Valenzuela

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí