Adiós, profesora Camila Cruz Almánzar

0
83
Publicidad

Por: Amín Cruz

“No hay mejor consuelo y lugar más reconfortante que los brazos de una hermana, ahora me mandaras abrazos desde el Cielo”

Como seres vivientes no comprendemos todavía la muerte y menos la tuya hermana mía, tampoco entendemos porque Dios lo permitió, entiendo que de este mundo, nadie queda vivo y nos cuesta aceptar que te has ido para siempre… Pero confiamos en Dios y sé que llegará el día en que te volveremos a ver en el infinito.

Hasta entonces te extrañaremos y nunca te olvidaremos, fuiste hermana, amiga, compañera, madre y mi mejor profesora de Santiago de los Caballeros, República Dominicana, un ser humano maravilloso que dedicó su tiempo y atención por más de 40 años a la pedagogía, y a la filantropía apoyando a las personas envejecientes, así como a quienes más lo necesitaba, sin cobrar un solo peso, siempre mostrando su vocación de servicio sin importar que esas personas tuvieran diferente color político, formas de pensar y si era o no amigo, conocido o familiar.

La profesora Camila, sirvió por muchos años al país, comenzó en la presidencia del Prof. Juan Bosch en el 1963, luego con Joaquín Balaguer y Leonel Fernández, en diferentes posiciones gubernamentales, privadas y de orden social hasta su muerte, podemos destacar que fue una servidora pública a tiempo completo, desde profesora de primaria hasta llegar a ser directora regional de educación, directora regional de salud pública, fundadora y directora de la escuela Noel en los Salados, además de ser una activista política de renombre nacional.

La profesora Camila Cruz, inició una fundación de envejeciente en Villa González y traspasó fronteras de barrios en Santiago, Luperón, Puerto Plata entre otras provincias, en fin, ayudó durante 40 años el Hospicio San Vicente de Paúl, de Santiago y a otras tantas familias e instituciones sociales, siempre con esa generosidad solidaría de hacer el bien y más cuando se trataba de los niños, ancianos e incapacitados.

Cómo olvidar ese ayer de paz y bien, esa sonrisa y también ese gran carácter fuerte de luchadora, trabajadora, fue una excelente Profesora, hija, esposa, abuela, una admirable mujer siempre pensando en el bienestar de sus hijos, una hermana mamá siempre preocupada por la familia apoyándolos en todos y cada uno de sus procesos políticos, académicos y personales.

Ayer, salió sin despedirse como hacen los grandes aventureros, sin decir adiós, sin decir una palabra, sin despedirse de sus hijos, nietos, hermanos y familiares, hizo como hacen los grandes héroes de batallas o epopeyas, que tan solo dejan el legado como nostalgia de tiempo para el tiempo, que se cubre de luces y sombras, pero ahí está, como dice la canción y como dijo Amin Abel Hasbún “Los hechos de hoy tienen sus raíces en el pasado como la fruta en la flor”.

Mi hermana Camila, (Doña Nena), me cogiste fuera de base, te confieso que no quería despedirme de ti de esta forma, pero la circunstancia así me lo ha permitido, mi deseo era llevarte hasta tu última morada, decirte adiós, entregándote una rosa blanca, pero por razones médicas tuve que quedarme en New York, y no pude despedirme en persona, pero desde aquí junto a Estigia, Amin, Moisés, los nietos Amin Jr. y Jerdan, con quienes conviviste y le brindaste tu cariño y amor te decimos hasta luego…

Mi hermana, profesora Camila Cruz, tu ha pasado a una nueva vida, como una estrella fugaz, pero tu brillo vivirá siempre en nuestros corazones, nos separó la muerte, pero el amor nos mantiene unidos; quererte fue fácil, pero olvidarte será imposible. ¡¡¡Te extrañaremos mucho hermano!!!

En paz Dios descanse Profesora Camila Cruz Almánzar

“La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos”, Antonio Machado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí